Ganesha

Por Rodrigo Rivero Lake

 

"Estoy en la mente y en los pensamientos que piensas, en tu corazón,

alegre o triste, en tu rostro y en el mismo aire que respiras.

Aspira, soy yo, Ganesha. Expira y di, Ganesha"

 

 

Regresando de mi viaje número 39 a la India, país mágico lleno de energía y ya revitalizado por ella, me aboco a escribir sobre una de las deidades más populares y que tanto respeto e incluso quiero como si fuera un amigo entrañable, ya que me ha acompañado en estos innumerables viajes por toda India y el sudeste asiático, apareciéndose constantemente en todo lugar, en cada templo, en cada esquina, siendo mentada y mencionada por el susurro casi como un mantra, en boca de amigos, y obviamente, siempre presente en todas las apariciones de esta inigualable cultura.

 

Con anterioridad, abordé el tema de mi personal interpretación sobre las similitudes en gestión del trabajo que desempeñan en sus quehaceres milagrosos, mí también querido San Judas Tadeo y el mismísimo Ganesha, ya que los dos cumplen la función de ayudar en casos difíciles y desesperados como el caso de San Judas y como " removedor de obstáculos" en el de Ganesha, a quién aquí analizamos.

 

La historia empieza así. Un día la Diosa Parvati, consorte del dios Shiva encargó a su Gana o asistente Nandi, quien es una vaca, que cuidara la entrada de su casa mientras ella tomaba un baño, cosa que a ella molestó sobremanera, así que la diosa decidió moldear un nuevo asistente con una pasta de azafrán que sacó de su propio cuerpo. Lo moldeo con tal destreza que creó un bellísimo joven, al cual tomó como hijo. Lo bendijo y obsequio con poderes y gran fuerza . Lo primero que le encargo fue cuidar el acceso a su casa. Cumpliendo las órdenes de su madre, este niño prohibió la entrada al mismo dios Shiva, su padre, a su propia casa donde habitaba su consorte; pero además, el niño lo golpeó fuertemente. Esta historia se repitió en varias ocasiones, en las cuales, tanto Shiva como a los ejércitos de guerreros que mandó para derrotarlo les repitió la receta: nadie podía entrar a la casa de Parvati, su madre, sin la autorización de ella misma.

 

Después de repetidas ocasiones en que golpeó brutalmente tanto a dioses como a sus ayudantes, varios dioses decidieron reunirse con Naranda para encontrar una solución a este terrible problema; tanto Brahama el creador, Vishnú e Indra pidiéronle autorización al mismo Shiva para encontrar una solución pacífica. Pretendieron convencer al joven de que no peleará con tal furia, en lo cual tampoco tuvieron éxito alguno, por lo que decidieron hacer una gran batalla final reunido toda la fuerza posible y derrotarlo. Para asistir a su hijo en tal temible batalla, Parvati creo a dos diosas: Kali, quien encarnaría a la diosa de la destrucción montada sobre un tigre, y Durga quién montada en un león, sería la diosa protectora y la fuerza que, transformada en rayos, destruiría las armas de los enemigos. Así, entre las dos, desarmaron a los ejércitos enemigos dándole el triunfo al joven. Por ello, tanto Vishnu como Shiva, decidieron derrotarlo personalmente y entre los dos, con sus amplios poderes y artificios que solo ellos poseían lo vencieron y le cortaron la cabeza, dándole muerte. Parvati su madre, para mantener la paz, pidió a los dioses que le devolvieran la vida a su hijo. Así, el dios Shiva mandó que al primer animal que encontraran le cortaran la cabeza y la trajeran para que con ella, el niño recuperara su vida. Poniéndole finalmente la cabeza de un elefante, adoptándolo como hijo propio y dándole varios poderes entre los cuales estarían el de remover obstáculos a sus devotos, con el conocimiento y la suerte.

 

Ganesha esta casado con Siddhi, que es la fuerza mística y Buddhi, qué es el interior. Por ello, es el protector del conocimiento, los libros y la educación. Siempre sentado sobre una flor de loto con su inseparable ratón que es su medio de transporte y lo llevará a cualquier lugar y tiempo.

Ganesha es el Dios más popular del panteón, no sólo en el hinduismo ya que se le conoce también en el budismo y en el jainismo, donde es el dios que, viviendo en la oscuridad, maneja las formas de tal manera que evita problemas a sus seguidores al remover los obstáculos que no permiten el feliz término de una acción. Por ello es muy socorrido por los comerciantes, quienes lo tienen por santo patrón. Ganesha es solicitado para el feliz comienzo de un negocio, de un viaje o de cualquier hecho importante pidiéndole sus buenos auspicios.

 

Creo que algo muy importante en todas las religiones es la comprensión de la simbología que las figuras representan y que son muy poco explicadas sobre todo en nuestra tan abonada cristiandad. Por ejemplo, en el tan admirado Islam está prohibida la representación de Dios y de los seres creados por la imaginación, ya que al representarlos se nos aparecerán al momento de nuestra muerte para atemorizarnos por haberlos creado y haber limitado a Dios en una representación cuando él, el creador es ilimitado por sí mismo.

 

Así, para centrar en este escrito lo hablado, explicaremos la posición y el contenido de las manos, las formas y los símbolos de Ganesha. De sus cuatro manos, en una de ellas tiene una Concha la cual generalmente es usada como un instrumento musical cuyo sonido ahuyenta a los demonios; puede que esa afuera la función también en el Antiguo mundo mesoamericano donde ampliamente se usó el sonido de las caracolas en funciones rituales. En otra mano tiene un plato de dulces representando las delicias de la vida. En otra tiene el gancho que se usa para manejar a los elefantes. En la última tiene el mudra o la posición con la que da bendiciones, protección con al antiquísimo símbolo del swastika. De Ganesha explicaremos que está sentado, parado o bailando, todas sus posiciones están relacionadas con el yoga. Su enorme panza representa el universo y sus goces. Aunque siempre dentro de la disciplina del yoga por lo que nos dice " Las Delicias del mundo no tienen que estar en

contraposición al interior profundo de la espiritualidad"


 

CONTAMOS CON UNA VARIEDAD PIEZAS ALUSIVAS A GANESHA Y OTRAS

DEIDADES DE LA INDIA, TODAS A LA VENTA EN EN LA

GALERIA RODRIGO RIVERO LAKE
¡VISÍTENOS !